Memory Consulting, conoce el valor real de tu empresa

memory-consultingCuándo como empresarios buscamos el momento para vender nuestra empresa, en algún momento del proceso surgirá la pregunta de cuál es el valor real qué debemos pedir por nuestra compañía. En el siguiente artículo, gracias a Memory Consulting, te enseñamos cómo valorar correctamente tu propia empresa.

Valorar una empresa consiste en estimar cuál es la capacidad de rendimientos que esa compañía nos va a ofrecer a lo largo del tiempo. Valorar correctamente una empresa no sirve tanto para estimar a la hora de vender como a la hora de vender sí el precio de mercado está sobrevalorado.

Hay innumerables técnicas de valoración de empresas, las cuales pueden ser más o menos acertadas sobre el valor real de una empresa. Una valoración de una empresa es algo bastante subjetivo, ya que a lo que algunos a veces les puede parecer un precio infravalorado a otros les puede parecer que esa misma empresa está súpervalorada.

No existe ningún método de valoración de empresas que sea perfecto, todo se fijan en una forma concreta deber una empresa y realizar una estimación. Silla en el caso de empresas cotizadas a nivel bursátil es complicado acertar con el valor exacto de una compañía, en pequeñas o medianas empresas es mucho más complejo de realizar.

Si tienes pensado en un futuro próximo sacan a la venta tu empresa, deberás tener una estimación real no solo del precio al que te gustaría vender, sino también del precio que los posibles inversores están dispuestos a pagar por tu empresa.

Memory Consulting, es una empresa consultora qué puede ofrecerte una valoración más realista de lo que generalmente los propios empresarios solemos hacer con nuestro negocio. Al final, el precio real de una empresa es el precio máximo que está dispuesto a pagar un inversor, que muchas veces nada tiene que ver con el valor subjetivo que el vendedor de la empresa pone a su negocio.

Dejarse asesorar por una empresa que tenga un punto de vista más real sobre nuestro negocio nos ahorrará tiempo buscando el comprador que realmente no exista en el mercado.