Lotería de Navidad, la que menos dinero reparte y en la que más se juega

sorteo-ninos-de-san-ildefonsoHace días que se les oye cantar en la madrileña Puerta del Sol “de la Manolita para Navidad”. El final del año viene marcado por la vuelta a casa, los turrones, el frío y la Lotería. Las administraciones más conocidas de España hacen acopio de números para ver, si un año más, la suerte llama a sus décimos.

Este año, llegará con la maleta más ligera, pues, por primera vez, los premios de la lotería tienen un descuento del veinte por ciento que se queda la Agencia Tributaria. El que resulte agraciado no ha de ir a cobrar su premio con la calculadora en mano, la retención será automática. En este sorteo de 2013, se van a repartir menos millones, no únicamente por Hacienda, sino porque se van a poner a la venta menos series y en el bombo habrá casi 300 millones menos de euros para repartir.

Se recorta el cómputo total de ganancias, aunque el volumen de los premios por cada décimo premiado será el que era, pero también se recorta nuestro gasto. Según la Fuci, una media del 12% menos es lo que nos vamos a gastar en lotería de Navidad. El afortunado que tenga el décimo premiado con el primer premio, el premio “gordo”, ganará veinte mil euros por cada euro que haya invertido, es decir 400.000 euros por cada décimo.

Aunque por la vía “B” podría ganar más dinero. El negocio de la compra de décimos de lotería premiados está siendo investigado por las autoridades competentes porque es una manera de blanquear dinero. Si el premio del décimo es de 400.000 euros, el delincuente de guante blanco lo que quiere es comprar ese décimo por, pongamos, medio millón de euros y, luego, ir a cobrar él décimo.

Cuando menos, resulta sospechoso que a diferentes cargos públicos les hayan encontrado varios números de lotería premiados. A no ser que sean auténticos adivinos que sepan adivinar con antelación el número que va a salir en la lotería. Si así fuera, desde Doolfee Times le hacemos un llamamiento para que compren el número agraciado. Ahora se puede comprar cualquier número en cualquier administración de Loterías, así que con ir y solicitarlo ya estaría solucionado. A no ser que se haya vendido toda la serie… En ese caso no se obsesione, al final hay que recordar que todos los números están en el bombo.

Por otra parte, es necesario recordar que la Lotería de Navidad es la que mayor tradición tiene en el imaginario colectivo, pero es la que menores premios reparte en comparación con sorteos especiales como el de la ONCE o de la Cruz Roja. Sin embargo, parece que sin ese décimo falta algo, aunque, cada vez más, el décimo da paso a la papeleta por una cuestión de ahorro. Ahora bien, en el caso de utilizar las papeletas es conveniente hacerlas con todos los datos rellenados para que, en el caso de que toque un buen premio, no haya problemas entre las partes. Más de dos hasta entonces amigos han terminado en los tribunales por cuestiones de este tipo. Con el dinero pocas bromas, dicen los mayores…