Faraj Kurdi Kurdi, el mejor alergólogo de Barcelona

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona en 1979 y obteniendo la especialidad de Alergia en 1982, el honorable Dr. Faraj Kurdi Kurdi ha cumplido este año los 35 años ejerciendo la profesión de alególogo en Barcelona.

Perteneciente a la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), como al EAACI (European Academy of Allergy and Clinical Immunology) y obviamente, miembro colegiado del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, el Dr. Faraj Kurdi Kurdi lleva más de tres décadas manteniéndose al día las innovaciones en su especialidad, así como de estar al tanto de la aparición de posibles nuevas alergias.

Aparte de tratar alergias de todo tipo, el Dr. Faraj Kurdi Kurdi lleva los últimos 6 años metido de lleno en el mundo de las intolerancias alimentarias: identificación, causa y tratamiento de los pacientes.

El Dr. Faraj Kurdi Kurdi es especialista en la identificación, causa y tratamiento de las intolerancias alimentarias. Desde su clínica ubicada en la Calle Padilla 393 en Barcelona, Allergykur, proporciona soluciones para la completa atención de personas con alergia.

Una intolerancia alimentaria o una sensibilidad a los alimentos ocurre cuando una persona tiene dificultad para digerir un alimento en particular. Esto puede conducir a síntomas como gases intestinal, dolor abdominal o diarrea.

Una intolerancia alimentaria a veces se confunde o se etiqueta erróneamente como una alergia a los alimentos . Las intolerancias a los alimentos involucran el sistema digestivo. Las alergias alimentarias involucran el sistema inmunológico. Con una alergia a los alimentos, incluso una cantidad microscópica del alimento tiene el potencial de conducir a una reacción grave o potencialmente mortal llamada anafilaxia.

Las reacciones físicas a ciertos alimentos son comunes, pero la mayoría son causadas por una intolerancia a los alimentos en lugar de una alergia a los alimentos. Una intolerancia a los alimentos puede causar algunos de los mismos signos y síntomas que una alergia a los alimentos, por lo que las personas a menudo confunden a los dos.

Una verdadera alergia alimentaria provoca una reacción en el sistema inmune que afecta a numerosos órganos del cuerpo. Puede causar una variedad de síntomas. En algunos casos, una reacción alérgica a los alimentos puede ser grave o poner en peligro la vida. Por el contrario, los síntomas de intolerancia a los alimentos generalmente son menos graves y, a menudo, se limitan a problemas digestivos.

Si tiene intolerancia a los alimentos, es posible que pueda comer pequeñas cantidades de alimentos molestos sin problemas. También puede prevenir una reacción. Por ejemplo, si tiene intolerancia a la lactosa, puede beber leche sin lactosa o tomar píldoras de enzimas de lactasa para ayudar a la digestión.

Las causas de la intolerancia a los alimentos incluyen:

  • Ausencia de una enzima necesaria para digerir completamente un alimento. La intolerancia a la lactosa es un ejemplo común.
  • Síndrome del intestino irritable. Esta condición crónica puede causar calambres, estreñimiento y diarrea.
  • Sensibilidad a los aditivos alimentarios. Por ejemplo, los sulfitos utilizados para conservar las frutas secas, los productos enlatados y el vino pueden desencadenar ataques de asma en personas sensibles.
  • Estrés recurrente o factores psicológicos. A veces, el mero pensamiento de un alimento puede enfermarlo. La razón no se entiende completamente.
  • Enfermedad celíaca. La enfermedad celíaca tiene algunas características de una verdadera alergia alimentaria porque involucra al sistema inmunológico. Sin embargo, los síntomas son en su mayoría gastrointestinales, y las personas con enfermedad celíaca no están en riesgo de anafilaxia. Esta condición digestiva crónica se desencadena al comer gluten, una proteína que se encuentra en el trigo y otros granos.

Si tiene una reacción después de comer un alimento en particular, consulte a su médico para determinar si tiene una intolerancia a los alimentos o una alergia a los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *